Modelo de banquete y distintas formas de servir

Una vez que ya tenéis decido el lugar de la celebración de la boda, toca elegir el menú. Esto es una de las decisiones más importantes y difíciles del día B, ya que siempre queremos que todo sea a gusto de todos, aunque esto sea lo más difícil.

Por eso os quiero dar unos cuantos consejos para que la elección del menú sea un poco más fácil.

El modelo más tradicional y clásico de un banquete suele ser:

  • Cóctel de bienvenida: (se suele hacer en un lugar distinto a la sala de celebración). Éste servicio suele ser mas caro de lo que pensamos, ya que conlleva mucho trabajo y elaboración. Normalmente se trata de aperitivos calientes y fríos. Suele tener una duración entre 40 y 60 minutos, periodo de tiempo que tardan los novio en realizar su reportaje fotográfico. Al finalizar el cóctel  se pasa al salón.
  • Entrante (normalmente es un plato ligero): La mayoría de la restauración aconsejan platos variados compuestos por jamón ibérico, marisco, foie o salmón.
  • Primer plato (pescado). Los pescados más recomendados son el rodaballo, lubina, rape y dorada. Pero si el presupuesto no lo permite, los más económicos son el lenguado, mero y merluza.
  • Sorbete: Se ofrece entre plato y plato para permitir una buena digestión. Los más comunes son los sorbetes de limón, mandarina y fresa. Aunque cada vez hay mas originalidad y se puede escoger un mismo sabor para todos, como uno para chicos y otro para chicas como puede ser de mojito o de fresa para dar originalidad al momento.
  • Segundo plato (carne): Las más recomendadas, y las más caras, son el solomillo de buey, chuletón, paletilla de ternasco o el costillar relleno. Si preferís algo más económico optar por el cerdo o el pato.
  • Tarta nupcial: Es el colofón final y uno de los momentos mas bonitos del banquete. Puede haber diferentes formas de tartas, ya se una tarta foundant para partir en momento o directamente trocitos de tarta ya partidos.
  • Barra libre: Cuando ya empieza el baile es indispensable una barra libre donde la variedad de bebidas en fundamental. Es también aconsejable, poner unos montaditos, pasteles o lo que viene ser un candy bar para poder continuar con la fiesta.

Además de todo esto, también se puede escoger la forma en la que queremos que nos sirvan la comida.

Podemos destacar 3 formas de servir; el emplatado, a la Francesa y a la Inglesa. Ahora os explico con más detalle cada una de ellas.

  • Emplatado: Es la más habitual, rápida y cómoda tanto para los comensales como para los camareros. Los platos se montan en cocina individualmente y se sirve uno a uno a los invitados.
  • A la Francesa: Esta manera es muy utilizada en actos protocolarios y en actos más formales ya que es una de las formas más elegantes. Se trata de poner una fuente o la bandeja de los alimentos por la izquierda del comensal y él mismo se sirve. Suele ser más lento y más costoso ya que hace falta más personal.

francesa

  • A la Inglesa:  Es bastante parecido a la francesa, solamente que en este caso es el camarero el que sirve la comida.

inglesa

Por último está la elección de los vinos, que depende y como es lo que puede hacer descuadrar el presupuesto.

Al principio de la comida se servirán los más jóvenes y luego los de más cuerpo. Los vinos rosados y blancos se servirán con el pescado y los tintos para las carnes.

Os recomiendo no dejarse llevar por los vinos de renombre, ya que pueden existir vinos de igual o parecido sabor a mejor precio. Para ellos es mejor dejarse aconsejar por el sommelier del restaurante o catering.

 

Espero que éstos pequeños consejos os sea de ayuda para tener un poco más claro la elección a la hora de vuestra prueba del menú.

Ahora os toca preparar el paladar y a disfrutar!

 

Os recordamos que podéis seguirnos en Instagram como i_love_my_events, y que disponéis de un foro para poder comentar como van vuestros preparativos y para realizar cualquier tipo de duda 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.